El tema elegido para la Semana Mundial de la Oración de la YWCA Mundial y la YMCA Mundial de este año es “de la aflicción a la belleza”. La historia de nuestros orígenes cristianos nos recuerda que somos como vasijas de barro, hechas de tierra, moldeadas en un ser hermoso, y que en ocasiones nos quebramos. Cada uno de nosotros y nosotras puede contener la luz de Dios en su interior, una luz que puede sanar esta aflicción y llegar a otros.

«Pero esta riqueza la tenemos en nuestro cuerpo, que es como una olla de barro, para mostrar que ese poder tan grande viene de Dios y no de nosotros. Así, aunque llenos de problemas, no estamos sin salida; tenemos preocupaciones, pero no nos desesperamos. Nos persiguen, pero no estamos abandonados; nos derriban, pero no nos destruyen.»

(2 Corintios 4, 7-9)

Los invitamos a leer este librito, nos puedes decir que te parece

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *