¿Estamos alzando la voz en apoyo a las mujeres de Afganistán?

¿Estamos, las mujeres del mundo, alzando la voz en apoyo a las mujeres de Afganistán?

En este mes de agosto de 2021, el destino de Afganistán ha caído en manos de líderes del régimen talibán que instalado en la capital Kabul se hizo cargo del gobierno en un país con 39 millones de habitantes, donde sus líderes apoyaron con edictos religiosos a los terroristas suicidas.
Bajo el poder talibán (1996-2001) se vieron perjudicados los derechos humanos de la mujer y de la niña. Las prohibiciones y castigos a que fueron sometidas tanto tiempo son realmente dramáticos y nos duelen en nuestras fibras más íntimas. Les estuvo prohibido recibir educación, tener presencia en tv, radio o cualquier medio de comunicación o actividades públicas; trasladarse junto a hombres en autobuses y practicar deportes.

Obligadas a vestir en color celeste y deben cubrirse todo el cuerpo y pueden mirar tras un enrejado de tela a la altura de los ojos, que se conoce como burka y solo existe en Afganistán donde nació. El calzado con tacones está prohibido por los ruidos y no deben mostrar ni los tobillos.
Están obligadas a andar siempre acompañadas de su mahram (marido o parentesco cercano masculino). No pueden estrechar la mano de hombres excepto de su mahram ni mirarlos a los ojos, ni reír en voz alta.

No se deben exponer figuras de mujeres donde se exalte la belleza femenina. No pueden asomarse a las ventanas o balcones de sus casas.
Desobedecer la regla talibán a lo indicado implica castigos por realizar actividades y trabajos fuera de sus casas y se las somete a azotes, amputación de puntas de los dedos si están pintadas las uñas. Son lapidadas por infidelidad al hombre. Si bien los líderes del régimen talibán dicen que sostendrán un gobierno islámico inclusivo, que hará” felices a las mujeres “en el marco de la sharía o ley islámica​ que es el cuerpo del derecho islámico, todas temen que esto no se cumpla. Las mujeres y niñas afganas habían comenzado a ganar libertades con el gobierno anterior y están aterradas de perderlas con este movimiento islamista de vuelta en el poder. Si bien las mujeres habían logrado derechos a la educación elemental y universitaria; a la salud y a encontrar trabajo, aunque con restricciones, algunas ya fueron obligadas a abandonar sus trabajos.

Algunas pocas mujeres líderes activistas en los centros urbanos son defensoras de los derechos de las mujeres y están arriesgando su vida por la defensa de sus derechos. Anhelamos que las mujeres afganas puedan superar exitosamente estos difíciles momentos.

Adherimos a la defensa de los derechos de la mujer y de la niña.
Elevemos una oración por las mujeres afganas
.

YWCA de Bs As

Estas imagenes son la artista grafitera Shamsia Hassani, quien muestra a través de sus obras la realidad de su pueblo.

(https://www.shamsiahassani.net/)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *